El presidente de Níger, Mahamadou Issoufu, apoya la construcción de viviendas sociales en su país

Los proyectos buscan el desarrollo social de la población más vulnerable 

M.J.D / Adeje 

El presidente de Níger, Mahamadou Issoufu, apoya el desarrollo social escuchando a los pobres y promoviendo sus opiniones en el proceso de desarrollo; comprendiendo y abordando sus necesidades, prioridades y aspiraciones, y creando instituciones formales e instancias informales, expresándose este desarrollo en el impulso a un proyecto de viviendas sociales en todo el país, para lo que este mandatario hará todos los esfuerzos posibles para que se haga, con el apoyo de la comunidad internacional.

Afirma el asesor internacional Mohamed Jamil Derbah, desde Adeje, Tenerife que “el desarrollo social se centra en la necesidad de poner en primer lugar a las personas en los procesos de desarrollo. La pobreza no es solo un tema sobre los ingresos bajos; se trata también de la vulnerabilidad, la exclusión, las instituciones poco transparentes, la falta de poder y la exposición a la violencia. El desarrollo social promueve la inclusión social  de los pobres y vulnerables empoderando a las personas, creando sociedades cohesivas y resilientes, y mejorando la accesibilidad y la rendición de cuentas de las instituciones frente a los ciudadanos”.

Por eso considera muy importante este proyecto, ya que permitirá “asociar al gobierno de Níger a las comunidades, a la sociedad civil, al sector privado y a los marginados y a las personas con discapacidad.  El desarrollo social transforma la compleja relación entre las sociedades y los Estados en intervenciones concretas como es el caso de este proyecto de construcción de viviendas sociales. Las pruebas empíricas y la experiencia en este tipo de operaciones indican que el desarrollo social promueve el crecimiento económico y mejora las intervenciones y la calidad de vida que es en definitiva lo que desea el actual presidente de Níger, Mahamadou Issoufu”.