Mohamed Derbah afirma que “el mercado árabe, especialmente apetecible y próspero, es un nicho que Canarias debe desarrollar”

El empresario y asesor presidencial lo cree más necesario tras la quiebra de Cook

EDDC.NET / Adeje

Los árabes llegaron a Marbella en los años ochenta como grandes inversores. En esa época el rey Fahd de Arabia Saudí construyó un palacio y la mezquita, y el turismo de alto poder adquisitivo desembarcó en lo que entonces era un pequeño pueblo costero. 

“Cuarenta años después, esa ciudad continúa siendo uno de los destinos elegidos por el turista árabe de alto poder adquisitivo, que gasta más que ningún otro y cuya estancia supera a la media y eso debe tenerse muy en cuenta”, señala Mohamed Jamil Derbah, empresario y asesor presidencial de varios países africanos.

El empresario afirmó que “el mercado árabe, especialmente apetecible y próspero, es un nicho que Canarias debe desarrollar, ahora que se constata que, tras años de récords, los viajeros de los destinos tradicionales, como Reino Unido o Alemania, están pisando el freno al elegir España, situación que se ha agravado con la quiebra de Thomas Cook.

Derbah señala que “el margen de crecimiento en términos absolutos es limitado por la competencia, factores de coyuntura, y la progresiva recuperación de Egipto, Túnez y Turquía. Así que la calidad debe imponerse a la cantidad. No es excepcional que un visitante de Emiratos Árabes Unidos se gaste 10.000 euros de una tacada en una joyería de Marbella o Barcelona; tampoco lo son las pernoctaciones hoteleras de mil euros, el alquiler de deportivos y yates, o la reserva de diez habitaciones de hotel para familia y séquito”.

Mohamed Jamil Derbah, comparte “los criterios cualitativos y la necesidad de una segmentación de los clientes. La meta no es aumentar el número de turistas, sino el gasto, y hacer que sea sostenible medioambientalmente”.

Precisa que “el mercado internacional se ha transformado en un mercado de demanda que exige un cambio de cultura y un replanteamiento de los planes de marketing. El potencial de crecimiento es importante no solo desde Emiratos, sino también desde el resto de mercados emisores de la Península Arábiga (Arabia Saudí, Kuwait, Qatar, Bahréin y Omán), así como Irán”.

Derbah indica que Canarias “cuenta con atractivos suficientes, pero si queremos atraer a este turismo con más fuerza, el sector lo conseguirá proporcionándole experiencias interesantes en destino, totalmente personalizadas, que tengan en cuenta sus necesidades”. El clima, la gastronomía, la seguridad y la estabilidad política y económica son las palancas de captación, tan fundamentales como el servicio o la calidad de las instalaciones.

El entorno amigable y respetuoso de Canarias y concretamente de Tenerife, es primordial. “No es fácil encontrar un rival a la altura, con toda la experiencia en el sector y el bagaje cultural que sea capaz de recibir la llegada de turistas de diferentes culturas y religiones”, agrega el empresario libanés, afincado en Adeje.